Toda cirugía genera un dolor postoperatorio cuya intensidad tiende a disminuir durante los primeros días o semanas.

Sin embargo, cuando el dolor prevalece por más de tres meses se considera que ha pasado ese umbral de normalidad y se define como crónico.
Se asocia a la inflamación del área que ha sido intervenida y sus consecuencias, así como a los eventuales daños que la intervención haya podido causar en algunos nervios.

Los dolores crónicos postquirúrgicos más frecuentes son los relacionados con cicatrices dolorosas, síndrome doloroso regional complejo y lumbociática postquirúrgica. De acuerdo con el diagnóstico, en la clínica tratamos mediante procedimientos en el sitio de la lesión o aplicados a los nervios que transmiten el dolor.

Podemos ayudarte a aliviar tu dolor

Comparte tu sensación de dolor respondiendo unas cuantas preguntas